martes, 19 de octubre de 2010

UN KILOMETRO DE DISTANCIA Y UN CENTIMETRO DE PROFUNDIDAD

(LA TRISTE REALIDAD DE MUCHAS IGLESIAS EVANGELICAS DEL SIGLO XXI)

La semana pasada tuvo el agrado de asistir a una capacitación para trabajar con jóvenes, fue un buen tiempo de koinonia y aprendizaje con siervos que están trabajando con jóvenes en sus iglesias y su ongs.
En esa capacitación escuche varios comentarios de siervos de diferentes iglesias hablando 3 temas en común: 1° La falta de apoyo en las iglesias de parte de los pastores, diáconos o líderes hacia el ministerio juvenil (gracias a Dios en la iglesia donde sirvo los pastores si apoyan el ministerio juvenil) 2° La falta de enseñanza de la palabra de Dios cambiada por filosofías huecas, el “éxito”, chistes pero no la palabra y 3° El “Igle-crecimiento” en América Latina con pastores de portadas de revistas, “exitosos”, prósperos, con todos los “dones del Espíritu”, (“los que existen” y” los que no”) con buen marketing, con Iglesias llenas pero sin raíces.
Una de las frases que resonó en mi mente fue: La Iglesia cristiana evangélica en Latinoamérica del siglo XXI está:
A UN KILÓMETRO DE DISTANCIA (EXPANSIÓN IGLE-CRECIMIENTO) Y A UN CENTÍMETRO DE PROFUNDIDAD (RAÍCES EN LA PALABRA).
Que triste realidad esta que se menciona, ya que tienen mucha razón pues hoy en día tenemos iglesias que supuestamente son exitosas, pero ¿A que llamamos iglesias exitosas?
Bueno llamamos iglesias exitosas a aquellos que se convierten en mega-iglesias o que promueven la “prosperidad” o que simplemente son conocidas por su marketing.
Ahora bien si eso es el éxito con todo respeto pero entonces Jesús fue un fracaso en esta área, ¿Por qué? Solo tuvo 12 discípulos con los cuales transmitió sus enseñanzas por 3 años y medio, de esos doce, uno era incrédulo, otro ladrón y traidor, de los mas unidos a él, uno de ellos lo negó, muchos de los que le seguían (porque les daba de comer, porque les hacia milagritos, porque los sanaba, pero no por conocerlo a él) lo dejaron y al final solo uno se quedó con él junto al pie de la cruz, si eso hubiera pasado hoy en nuestros días de seguro que lo hubieran tildado de fracasado, ya que medimos el éxito por la gente que te sigue o por lo grande de los templos; no estoy en contra de los templos grandes pero si estoy en contra de decir que eso es el éxito.
Es por eso que la iglesia está A UN KILOMETRO DE DISTANCIA o sea solo expansión numérica y como dice un famoso Líder de Jóvenes en Latinoamérica Lucas Leys dijo:
El crecimiento es espiritual, no numérico.
Pero también la iglesia está A UN CENTÍMETRO DE PROFUNDIDAD es decir que no hay bases, no hay profundidad en la palabra, no hay cambio de carácter “solo de conducta” cuando están los líderes o pastores viendo pero cuando no están somos diferentes. No hay una relación profunda con Dios y su palabra y es por eso que fácilmente somos arrastrados por las modas eclesiásticas, somos llevados como decía Pablo:
de aquí para allá, que ahora piensan una cosa y más tarde piensan otra, y que son fácilmente engañados por las falsas enseñanzas de gente astuta que recurre a toda clase de trampas. (TLA).
De que nos sirve tantos “cristianos” si no hay raíces, si no hay fruto, si no hay vida…de que nos sirve las megas iglesias, los canales de TV y Radio emisoras con programación cristiana, si el país no está siendo impactado por los “cristianos”…de que nos sirve los conciertos de “artistas cristianos” “predicadores famosos” “Grandes siervos de Dios con la unción” si la gente marginada por ser pobre, trabajadora del sexo, drogadicta, alcohólica, etc. no puede entrar en nuestras “comunidades cristianas”…Esto no puede seguir así
Tenemos que revisar si solo estamos creciendo en números pero no creciendo en Dios.
Tenemos que revisar si estamos impactando la comunidad con el poder de Dios o solo estamos montando un show.
Tenemos que revisar si estamos entreteniendo a nuestros niños, jóvenes y adultos o realmente les estamos dando buen alimento de la palabra.
Tenemos que revisar si nosotros “los que servimos” en la iglesia estamos bebiendo de la fuente de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Viejo, mi querido viejo

Consejeria Juvenil